centros

 

CIRUGÍA ORAL

 

En este ámbito están englobadas múltiples ramificaciones que podríamos resumir en los siguientes puntos.

 

- CIRUGÍA IMPLANTOLÓGICA. Cuando un paciente de manera irreversible pierde alguna/as de sus piezas se puede colocar un implante dental a modo de raíz artificial. Si la disponibilidad de hueso es favorable el paciente disfrutará de una manera rápida de dientes fijos sin tener que tallar sus dientes naturales para poner un puente además las sensaciones a la masticación serán muy parecidas a un diente natural y el tratamiento con un buen mantenimiento será efectivo a muy largo plazo o definitivo. El rechazo o reacción antígeno-anticuerpo no existe, aunque sí es verdad puede no ocurrir la integración de algún implante en un porcentaje extremadamente pequeño. En algunos casos donde la disposición de los implantes y las condiciones orales y periorales lo permiten se puede realizar la carga inmediata sobre los implantes para que los pacientes lleven dientes justo desde el momento de la cirugía.

 

Pasos  de colocacion de diente de cerámica atornillado sobre un implante:

 

1- EXPOSICIÓN DEL IMPLANTE A LA CAVIDAD ORAL.

centros

 

2-COLOCACIÓN DEL MUÑÓN DEFINITIVO DE TITANIO

centros

 

3-ATORNILLADO DEL MUÑÓN DEFINITIVO DE TITANIO

centros

 

4-PRUEBA DE LA COFIA METÁLICA SOBRE LA QUE SE CONSTRUIRÁ EL DIENTE DE CERÁMICA.EL AJUSTE  HA DE SER PERFECTO

centros

 

5-COLOCACIÓN DEL DIENTE DE CERÁMICA DEFINITIVO. EL TRABAJO DE CALIDAD APORTA UN ASOMBROSO PARECIDO A UN DIENTE NATURAL.

centros

 

6-CONTROL A DOS AÑOS

centros

 

-CIRUGÍA AVANZADA. En ocasiones el paciente no dispone del hueso suficiente (mutilaciones tras accidentes, cirugía resectiva de maxilares en el cáncer, enfermedad periodontal agresiva y avanzada, edad avanzada, etc.); en estos casos es subsidiario de tratamientos con injertos de hueso autógeno (del propio paciente), xenoinjertos (de origen animal), expansión de hueso (“cortical split”), elevación del seno maxilar, injertos de tejidos blandos (injertos de tejido conectivo, injertos epiteliales, etc.) que darán lugar a las condiciones óptimas para la implantación. 

 

-CIRUGÍA PERIODONTAL. Este tipo de acción se lleva a cabo cuando el paciente tiene una situación de pérdida de hueso importante en sus piezas naturales y el objetivo es el restablecer las condiciones periodontales normales, si bien la mayor parte de las enfermedades periodontales tienen un curso crónico, con un mantenimiento adecuado en un alto porcentaje de casos se puede frenar la evolución de la enfermedad. Lo mismo ocurre con los pacientes periodontales tratados con implantes, que deben tener un plan de mantenimiento puntilloso de por vida.

 

-CIRUGÍA MUCOGINGIVAL. Se puede utilizar como cirugía avanzada para dar estética a los tratamientos con implantes y es de suma importancia el dominio de esta técnica para conseguir resultados satisfactorios pero también se puede utilizar para tratar problemas con la estética de los dientes como recesiones de la encía que causan un efecto antiestético o para solucionar sonrisas gingivales donde el paciente muestra mucha encía.

 

-CIRUGÍA APICAL-RADICULAR. Este tipo de acción quirúrgica busca el mantenimiento de la pieza natural en favor de su extracción y la posterior colocación de un implante. Ha de realizarse cuando el pronóstico es bueno. Consiste en eliminar la lesión de hueso que rodea el diente y sellar su origen que muchas veces está en la propia pieza. Podríamos decir que es un último recurso antes de la exodoncia.

 

-CIRUGÍA RESECTIVA. Busca eliminar lesiones de origen patológico (granulomas, quistes, cálculos de glándulas salivares, epulis, papilomas, etc.) o crecimientos benignos de hueso o tejido blando que siendo naturales en el paciente pueden generar problemas para reponer piezas o condiciones adversas para el buen mantenimiento de las piezas naturales (torus, exostosis, hipertrofia de tuberosidades, frenillos labiales excesivamente musculares, etc.)